Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información

 

LOS PRINCIPALES REQUISITOS PARA RECIBIR A UN AU PAIR SON:

  • Tener mínimo un/a niño/a entre 2 años y 16 años de edad.

  • Proveer las comidas y el alojamiento a su Au Pair y darle aceso a la lavandería durante toda su estancia.

  • Disponer de una habitación privada a su disposición (9 m2 mínimos con una ventana que da al exterior) en su hogar ó a proximidad.

  • Darle aceso a un baño privado ó compartido.

  • Entregarle un convenio detallando la duración de su estancia y las condiciones de acogida (el convenio cambió el 1o de Marzo de 2019).

  • En el caso de una estancia superior a tres meses para un nacional no-Europeo, su Au Pair deberá pedir un visado “Jóven Au Pair” (el procedimiento cambió el 1o de Marzo de 2019). BUTRFLY se encarga de apoyarlo con estos trámites.

  • La remuneración de su Au Pair es de 90 euros mínimo por semana para 25 horas de trabajo.

  • Concederle mínimo 1 día libre por semana, fijo preferiblemente, y un fín de semana completo al mes.

  • Pagarle un seguro de salud durante toda su estancia en su hogar.

  • Si se necesita un auto, ponerle un vehículo a disposición y asegurarlo de manera adecuada.

  • Un Au Pair participa de las pequeñas tareas domésticas pero no puede considerarse como un personal de limpieza.

  • Un Au Pair no puede cuidar a niños menores de 3 años a tiempo completo (el niño debe ir a una estructura profesional de cuidado de niños, el Au Pair no se puede sustituir a un método de guardia típo nido ni a una asistente de jardín).

  • El Au Pair toma clases de idioma cerca de su hogar.

  • El Au Pair tiene que pagar su viaje ida y vuelta desde su país de residencia y la familia anfitriona puede apoyarlo con los gastos.

  • Las clases de idioma están generalmente a cargo del Au Pair y la familia anfitriona puede darle una participación.

Famille Sud FRANCE

Un Au Pair es una persona extranjera que tiene entre 18 y 30 años de edad y cuyo objetivo es aprender un idioma nuevo y descubrir una nueva cultura. ¡Obviamente, tiene que gustarle los niños!

¡“Y sobre todo, acojan y consideren a su Au Pair como un miembro de la familia! Comuníquen lo más posible sobre lo que se espera de él o de ella y anímenlo/la a compartir lo que siente. El Au Pair que hospedará podría ser su propio/a hijo/a que algún día, dejará la casa para volar hacia otros horizontes. Por eso, ábrenle la puerta como si abriera los brazos a su propio hijo/a, porque así es como su Au Pair llegará a ser el hermano o la hermana mayor de la familia.”